Brunswick

Click here forBrunswick ® Canada

La Historia De Brunswick

La historia de la marca BRUNSWICK® se inició en Canadá desde hace más de un siglo con los hermanos Connors y ha sido un símbolo de éxito empresarial de las Provincias Marítimas. Habiéndose constituido como empresa en 1893, se ganó la distinción de abarcar tres siglos de operación al proporcionar alimentos de mar de la más alta calidad a gente de todo el mundo, y luciendo un legado tan orgulloso como el pueblo marinero de esta región.

La historia de la empresa se remonta al año de 1885 cuando los hermanos Lewis y Patrick Connors comenzaron a pescar en aguas cercanas a Blacks Harbour, New Brunswick (NB), Canadá, en una pequeña lancha descubierta llamada "Colibrí" (Hummingbird, en inglés). Años después, los hermanos construyeron una encañizada para aprovechar las vigorosas poblaciones estacionales de arenques tamaño sardina que cada verano llegaban a las claras y frescas aguas de a la Bahía de Fundy. Inspirados en el liderazgo de los hermanos Connors, otros pescadores llegaron a la misma área a construir encañizadas, situación que no se le pasó por alto a Lewis Connors, quien rápidamente abrió una tienda de comestibles para proveer a los recién llegados con productos de primera necesidad.

Por el año de 1889, los hermanos decidieron comenzar a enlatar moras azules, y más tarde el eglefino horneado (Finnan Haddie). No tardaron en expandir la línea de productos para incluir vieiras y almejas enlatadas, las cuales elaboraron en cantidades significativas. Siempre con ganas de crecer, los hermanos compraron equipo de enlatado en Eastport, EE.UU., para llevarlo a Blacks Harbour, y empezaron a enlatar sardinas en aceite de algodón y mostaza. Al crecer el negocio, también se disparó su afán de expansión; en 1893 formaron una sociedad anónima, a la que llamaron Connors Brothers, Limited. Un par de años más tarde, la empresa empezó a fabricar latas hechas a máquina, un grato avance comparado con los tiempos de producción manual. Con este aumento en la eficiencia, se requirieron bodegas más grandes y nuevos edificios. La flota pesquera también creció y se adquirieron otras plantas de procesamiento.

El nombre de la marca BRUNSWICK® empezó a resonar entre los consumidores a todo lo largo de Canadá, y pronto el nombre se extendió a otros países. Al paso de los años, Connors continuó innovando y modernizando sus operaciones hasta convertirse en la empresa procesadora de sardinas enlatadas más grande del mundo. La compañía BRUNSWICK®, siempre innovadora y con el firme compromiso en su calidad, es actualmente una marca líder de peces enlatados en más de 55 países alrededor del mundo, incluyendo las islas caribeñas. Cuando las Antillas requirieron de ayuda alimentaria de emergencia después de un desastre natural en los años 50, los canadienses enviaron sardinas como parte de sus esfuerzos de ayuda. A partir de entonces, las nuevas generaciones de antillanos han crecido con las Sardinas BRUNSWICK®, agregándoles sus condimentados y ricos sabores en los guisados.

Hoy en día, las Sardinas y Bocadillos Del Mar marca BRUNSWICK® se preparan con gran variedad de deliciosas salsas en la modernísima planta Connors en New Brunswick. Antes de portar el nombre BRUNSWICK®, todos los productos deben cumplir con los más altos estándares de calidad. Además de ser un nombre de confianza, las Sardinas BRUNSWICK® están saturadas con el poder de diversos nutrimentos: Omega-3, calcio, hierro, potasio, proteínas, vitamina B-12, riboflavina, y vitamina D. Si está buscando un estilo de vida saludable, no deje de disfrutar semanalmente de sus Sardinas BRUNSWICK®.


© Derechos de autor Brunswick Seafood, 2016. Todos los derechos reservados.