Brunswick

Click here forBrunswick ® Canada

Aprenda Acerca De Las Sardinas

La historia de las deliciosas Sardinas y Bocadillos Del Mar BRUNSWICK® comenzó en las frías aguas del océano del Atlántico Norte. El meticuloso cuidado que se tiene durante cada etapa del proceso, asegura que los productos BRUNSWICK® continúan cumpliendo con las más alta calidad esperada por nuestros consumidores.

Los Recursos De Sardinas Y Arenques

La industria de sardinas enlatadas canadiense y estadounidense gira en torno al arenque joven del Atlántico Norte. Este arenque es un pequeño pez de agua salada, también conocido por su nombre científico Clupea harengus. Estos peces viajan en bancos enormes y viven en las frías aguas a mar abierto que van desde Groenlandia hasta Carolina del Norte. El arenque del Atlántico Norte puede alcanzar un tamaño aproximado de 40 cm (17 pulgadas) de longitud, pesa hasta 0.7 kg (1.5 libras), y puede vivir hasta 20 años. El arenque se alimenta principalmente de plancton y se encuentra tanto en las aguas costeras poco profundas, como en las aguas mar afuera con una profundidad de hasta 200 metros. Los bancos de arenque se encuentran en constante movimiento entre las zonas de desove, las áreas de alimentación, así como en las zonas de invernación de aguas profundas.

Los recursos pesqueros de donde proviene el arenque para BRUNSWICK® se encuentran fuera de la costa noreste de Norteamérica, en particular en la bahía de Fundy, ubicada entre New Brunswick y Nueva Escocia, entre la bahía Chedabucto y las márgenes externas de la costa de Nueva Escocia en Canadá, y entre el Golfo de Maine y las costas de Massachusetts y Rhode Island, en los Estados Unidos. La pesca del arenque en estas áreas, consta de un número de especies diversas con distintos patrones de migración y desove.

Puesto que los recursos pesqueros se localizan en aguas que están sujetas a varias jurisdicciones, tanto la federal del lado canadiense como la combinación de jurisdicciones federal y estatal del lado estadounidense, la pesca del arenque está supervisada por un número de organismos reglamentarios. En Canadá, por el Departament of Fisheries and Oceans (DFO); en los Estados Unidos, está reglamentada por cuatro organismos:

1. El National Marine Fisheries Service (NMFS), responsable de las aguas federales, definidas generalmente como el área que abarca las aguas entre 3 y 200 millas fuera de la costa.

2. El New England Fishery Management Council (NEFMC), agencia federal responsable en la preparación y presentación de planes de gestión para la industria pesquera que requiere conservación y administración de las costas de Maine, New Hampshire, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut.

3. La Atlantic States Marine Fisheries Commission (ASMFC), la cual coordina la gestión de recursos pesqueros dentro de las aguas estatales, por lo general a tres millas de la costa.

4. Los gobiernos estatales individuales.

Con fines de gestión pesquera, tanto los reguladores pesqueros canadienses como los estadounidenses han dividido las aguas costeras bajo su jurisdicción en varias áreas de administración, basándose en una evaluación de factores tales como la distribución y disponibilidad estacional de los peces, diferencias regionales en la naturaleza y grado de actividad de captura y procesamiento, diferencias entre las zonas de pesca costera y la de mar abierto, así como el hábitat y la ubicación de áreas conocidas de desove.

Las medidas clave que se utilizan para evaluar la salud de las pesquerías son, por una parte, la biomasa reproductora, que es igual al peso total de la población de arenque maduro capaz de reproducirse; y, por la otra, la composición por edad, que provee una evaluación del recurso hacia futuro, basándose en la madurez relativa de los peces representados en la totalidad de la población. Tanto DFO como NEFMC publican reportes de evaluaciones de las poblaciones y las pesquerías, basándose en sus respectivos análisis del recurso del arenque, los que se usan para elaborar los planes de gestión pesquera de las áreas bajo su jurisdicción. Estos planes de gestión pesquera incluyen, por lo regular, límites de pesca o cuotas basadas en el cálculo del rendimiento máximo sostenible, o bien la cantidad total de arenque que puede ser capturada sin perjudicar a la larga la biomasa o la población reproductora. Con el fin de mantener la capacidad reproductora de las especies de arenque, tanto DFO como NEFMC también tratan de asegurar que no haya pesca excesiva en ningún grupo específico de edad de la biomasa, especialmente de aquellos menores a los tres o cuatro años de edad, puesto que ésa es la edad en que el arenque madura y desova.

Junto con la estimación del rendimiento máximo sostenible, los reguladores de la pesca también establecen una captura total permisible (CTP) para cada una de las áreas definidas de gestión pesquera. Los límites de los CTP se fijan y revisan anualmente, de acuerdo a los cambios en el uso del recurso y de otra información disponible acerca de la distribución o tamaño relativo de los arenques en edad de desove.

BRUNSWICK® está comprometido a garantizar que el arenque continúe siendo un recurso saludable, sostenible y protegido. Nos unimos al trabajo de pescadores, gobiernos y otros grupos interesados para asegurar que este precioso recurso siga siendo administrado eficazmente.

 

Métodos De Pesca Y El Medio Ambiente Normativo

La pesca de arenque en el Este norteamericano emplea buques arrastreros y cerqueros, conocidos ambos como el equipo móvil; también usa encañizadas, las cuales son un tipo de red fija estacionaria. Por lo general, los pescadores canadienses prefieren los buques cerqueros y las encañizadas, mientras que los estadounidenses prefieren realizar su pesca con buques arrastreros para aguas de medianas profundidad.


Las encañizadas son un tipo tradicional de equipo pesquero empleado en la Bahía de Fundy desde hace cientos de años; aquéllas se colocan estratégicamente en caletas o a lo largo de los litorales frecuentados por los bancos de arenque. Las encañizadas se construyen metiendo postes de madera dentro del lecho marino en un patrón semicircular, y se cuelga una red de los postes para acorralar al arenque. Cuando éste entre a la zona de retención, queda atrapado. Los peces se pueden quedar a vivir en esta área hasta que se requieran. Llegado este momento, el arenque se bombea directamente de la encañizada al buque, se enfría y transportar directamente a la planta de procesamiento.

El método de pesca cerquera involucra el uso de buques más grandes que localizan los bancos de arenque usando equipos de detección, tales como sonares o ecosondas. Una vez que se ubican los bancos, se les rodea con una red larga y profunda, o red de cerco, lanzada desde el buque. Cuando la red está totalmente desplegada o colocada, se embolsa enrollando la cuerda o el cable enhebrado al fondo de la red de cerco. El arenque, entonces, se sube a bordo del buque y se mantiene en bodegas para pescado equipadas con agua de mar refrigerada o hielo escarchado para conservar su frescura, y de ahí se transporta a las plantas enlatadoras. Este método de pesca se usa generalmente en aguas más someras y cerca de la costa.


Los buques arrastreros de aguas de mediana profundidad localizan y almacenan al arenque de forma similar a la pesca cerquera, pero hacen su captura jalando una red en forma de embudo, o red de arrastre, atrás del buque, al ir pasando sobre el banco de peces. Esta red ya cargada se jala hacia el lado del barco y se bombean los peces a bordo y se enfrían inmediatamente. Este tipo de buques arrastreros pueden ser efectivos para pescar en las costas, pero se les prefiere para pesca en aguas más profundas.


Independientemente del método usado, las rigurosas normas de calidad de BRUNSWICK® aseguran la selección del mejor pescado. Todo el arenque usado en nuestros productos se mantiene en condiciones de refrigeración, con lo que tenemos la certeza de que su sabor es tan fresco como lo fue recién pescado.

Obtención De Licencias O Permisos

La captura de peces en aguas frente al Atlántico canadiense se regula principalmente por el DFO a través de la ley de pesca canadiense y las reglamentaciones de pesca en el Atlántico (1985) establecidas bajo dicha ley. Estas reglamentaciones permiten el registro de barcos y pescadores, así como la emisión de licencias o permisos para capturar determinadas especies. Los permisos establecen las condiciones de pesca, incluyendo las especies que pueden ser capturadas, el tipo y la cantidad de equipo a ser utilizado, las aguas en que la pesca es permitida, el período durante el cual se permite pescar, el barco que puede ser utilizado y las personas autorizadas para operar el barco. El DFO también da licencia para las encañizadas y regula tanto su ubicación como operaciones.

En los Estados Unidos, la administración de la pesca dentro de su zona económica exclusiva (de 3 a 200 millas de la costa) es responsabilidad de los consejos regionales de pesca (incluyendo el NEFMC), como lo estipula la ley federal de la conservación y gestión pesquera Magnuson-Stevens. La legislación estatal gobierna la pesca en las aguas costeras y es coordinada por el ASMFC, como lo estipula la Ley Federal de la Cooperativa y Gestión Pesquera de la Costa Atlántica. Los planes de gestión pesquera, las reglas relacionadas, y las reglamentaciones desarrolladas por el NMFS y las agencias estatales correspondientes, prescriben los términos bajo los cuales las partes pueden participar en la pesca. La captura total permitida (CTP), establecida por el NFMS para un área determinada, no se reparte entre los participantes individuales, sino que se asigna a flotas enteras de barcos. Una vez alcanzada la CTP para un área, se suspende la pesca del arenque.

Envasado Del Pescado

Las Sardinas y Bocadillos de Arenque BRUNSWICK® son cuidadosamente envasados en nuestras modernas e higiénicas plantas empacadoras en Canadá. Para asegurarnos de que el producto que llegue a sus manos sea de la más alta calidad, contamos, además del envasado a mano, con maquinaria sofisticada que incluye robótica y sistemas de visión computarizada. Durante los últimos 100 años, BRUNSWICK® ha diseñado una cantidad de procesos de fabricación para cubrir sus necesidades.

Reparto

El pescado llega a la planta ya sea directamente en barcos, por medio de transportistas sardineros, o por camión. Los pescados se descargan de manera directa a la planta por medio de enormes bombas de vacío diseñadas especialmente para manejarlos. Ya adentro de la planta, se les lleva al cuarto de clasificación, donde se agrupan por tamaño y se envían a los tanques de almacenamiento por un canal hidrodinámico, en donde se les mantienen en hielo y salmuera. Los arenques más pequeños se aprovechan para hacer Sardinas BRUNSWICK®, mientras que los arenques más grandes se destinan para los Bocadillos Del Mar. El método de refrigeración en escarcha de hielo de agua salada garantiza que el pescado se mantiene tan fresco en la lata como cuando fuer capturado. La temperatura se mantiene alrededor de los 40oF (4.4oC), y la inspección de control de calidad continúa durante cada etapa del proceso.

Envasado

Conforme a lo que se requiera, los pescados se transfieren de los tanques de almacenamiento hacia las diferentes bandas de envasado y cortado. Hay tres tipos de bandas de envasado usadas para empacar las Sardinas BRUNSWICK®: la banda tradicional de envasado a mano; la banda de envasado semiautomática, y; la banda totalmente automatizada. En el envasado a mano, los empacadores usan tijeras para cortar cabeza y cola antes de colocar el pescado cortado en la lata. Tanto en la banda semiautomática como en la totalmente automatizada, los empacadores colocan los pescados en unos bolsillos, de modo que cabezas y colas se remueven a máquina; ya cortados, se colocan en las latas. Los Bocadillos Del Mar BRUNSWICK® se empacan en una banda semi-automática en donde los filetes, ya sin espinas, se colocan cuidadosamente en latas. Las cabezas y colas no terminan por desperdiciarse, sino que se les procesa hasta convertirlas en harina y aceite de pescado, empleados en diversas industrias.

Pre-cocido

Las latas que contienen pescado se colocan en estantes, los cuales, ya repletos, se cargan en carros que se colocan en un horno de pre-cocción al vapor, lo cual reduce la cantidad de humedad en el producto y hace más firme la carne del pescado. Al sacar los carros del horno de pre-cocción, se ladean para drenar el agua de las latas y se enfrían.

 

Sellado Hermético

Las latas con el producto cocinado se retiran de los estantes y se colocan en una banda de sellado en donde se añaden las deliciosas salsas BRUNSWICK®. Se coloca la tapa sobre la lata y se sellan herméticamente, para después enviarlas a una lavadora de latas que asegure su limpieza y posteriormente transferirlos a las retortas.

Esterilización

La retorta es una olla de alta presión que se emplea para cocinar y esterilizar. Dependiendo del tipo de producto enlatado, éste se cuece durante 45-60 minutos, a una temperatura de 240oF o mayor. Al concluir este tiempo, las latas se retiran, drenan y enfrían antes de manejarlas. Es durante este proceso de esterilización en que se suavizan las espinas de las sardinas, las cuales son una fuente importante de calcio para tener huesos y dientes saludables.

Envasado

La última etapa del proceso de envasado consiste en colocar las latas en el empaque final. Los productos BRUNSWICK® se transportan y envían a más de 55 países alrededor del mundo.

 

Garantía de Calidad

BRUNSWICK® opera bajo las más rigurosas normas de calidad y seguridad alimentaria en cada etapa del proceso. Además de trabajar bajo el Plan de Gestión de la Calidad aprobado por la Canadian Food Inspection Agency (CFIA), los productos BRUNSWICK® también cumplen con el plan de alimentos del mar HACCP aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de EE.UU. En última instancia, el consumidor es quien al final juzga la calidad del producto. BRUNSWICK® trabaja arduamente para asegurar una experiencia de sabor inigualable en cada lata de sardinas. Este compromiso de primera calidad es el que ha establecido a BRUNSWICK® como una de las marcas de sardinas líderes a nivel mundial.

     


© Derechos de autor Brunswick Seafood, 2016. Todos los derechos reservados.